Su Minuto En la Biblia
Viernes 28 De Abril Del 2017
Recompensa A La Fidelidad
Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará. Mateo 6: 4,6, 18

Un rey alemán del siglo once, Enrique III, se cansó de gobernar. Solicitó ser aceptado en un monasterio para pasar el resto de su vida en tranquila contemplación. El prior le preguntó si como rey podría vivir según el voto de la obediencia total.

—Sí, lo haré —dijo el rey.

—Bueno, entonces lo aceptamos —respondió el monje—. Su primer deber consiste en volver a su trono y servir con fidelidad, allí donde Dios lo puso.

Es fácil cansarse de ser cónyuge, padre, madre, empleado o empleador. ¡A veces quisiéramos renunciar!

Abigaíl fue una mujer que se resistió a esta tentación. Ella era la esposa de Nabal (1 Samuel 25). Era una mujer bella y comprensiva. Nabal era un hombre duro y malo. Abigaíl salvó a Nabal de la espada de David porque decidió honrar a su esposo en lugar de humillarlo. Encontraba su fuerza y gozo en Dios, y no en su entorno. Y Dios la recompensó cuando Nabal murió. David quedó tan impresionado con Abigaíl que la tomó por esposa.

¿Se siente tentado a dejar todo, a tirar la toalla? No lo haga. Haga de Dios su alegría y espere su recompensa.

No somos fieles porque queremos la recompensa, pero sucede que recibimos la recompensa por ser fieles.

Escuche
el programa de hoy
Emisoras
Busca tu emisora Local
Siguenos en:
Momento Decisivo
Por Email
Haz click AQUI y regístrate para
recibir devocionales
Catálogo
Descarga nuestro Catálogo de Libros y Mensajes de Audio!